jueves, 9 de julio de 2009

Ingresos no operacionales

En una empresa existen dos tipos de ingresos: operacionales y no operacionales. Los ingresos operacionales son aquellos ingresos producto de la actividad económica principal de la empresa.
Por lo general, toda empresa esta dedicada a uno o más actividades económicas principales, y los ingresos originados en estas actividades son considerados ingresos operacionales.
De lo anterior podemos deducir que los ingresos no operacionales son aquellos ingresos diferentes a los obtenidos por el desarrollo de la actividad principal de la empresa, ingresos que por lo general son ocasionales o que son accesorios a la actividad principal.
Una forma de identificar cuando un ingreso es no operacional, es primero determinando cual es la actividad económica principal de la empresa. Esto se consigue consultando o bien la Escritura publica o el Registro mercantil. Allí están enumeradas las actividades que la empresa desarrolla y que comúnmente se conoce como objeto social.
El objeto social de la empresa, es a lo que ésta se dedica. Una empresa se forma para desarrollar una o más actividades específicas, actividades que se enuncian en la escritura de constitución y/o en el registro mercantil.
Así las cosas, si un determinado ingreso no corresponde al objeto social de la empresa, se considera como ingreso no operacional, puesto que es un ingreso que no es propio del giro ordinario de la empresa.
Ejemplo de un ingreso operacional es puede ser una estación de gasolina en la que su actividad principal es la venta de combustibles, aceites para motores y demás relacionados (estos son sus ingresos operacionales). Un ingreso no operacional para esta estación de gasolina puedes ser por ejemplo el obtenido por la venta de gaseosas o agua, lo cual ofrecen como un servicio adicional a sus clientes, pero que obviamente no es su objeto principal (la empresa fue creada para distribuir combustibles, no para vender agua).
Contablemente estos ingresos se contabilizan en un grupo diferente al de los ingresos operacionales. En el Plan único de cuentas para comerciantes colombiano, los ingreso operacionales se contabilizan en la cuenta 41 y los ingresos no operacionales se contabilizan en la cuenta 42.
Desde el punto de vista tributario no existe diferencia alguna entre un ingreso que es operacional y otro que no lo es, puesto que mientas el ingreso sea susceptible de incrementar el patrimonio de la empresa, por regla general se considera un ingreso gravado con el impuesto de renta.
Desde el punto de vista financiero, es importante identificar en una empresa, en que medida cada tipo de ingreso participa en la generación de utilidad para la empresa. Pueden existir casos en los que algunos ingresos no operacionales son tan importantes que la empresa pude decidir brindarle más atención e inclusive dedicarse a ello, convirtiendo posteriormente esos ingresos no operacionales en ingresos operacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada